ANGERHOF SPORT- & WELLNESSHOTEL IM BAYERISCHEN WALD $ 192 ($ ̶2̶5̶5̶) – Precios y comentarios – Sankt Englmar, Alemania – Española

4.0 4.0

Muy bien

72 reseñas

Ubicación
Limpieza
Servicio
Valor
Das Sport- und Wellnesshotel Angerhof se encuentra en un hotel de 4 estrellas superior en Schönster Südhanglage hasta 900 m. Umgeben ist das unvergleichliche Wohlfühlhotel von einer der beliebtesten Urlaubsdestinationen Sankt Englmar. En Sachen Wintersport ist Sankt Englmar ebenfalls zur Stelle: 50 Kilometer geräumte Winterwanderwege, 70 Kilometer Langlaufloipen, Carven, Snowboarden, Eisstockschießen, Rodeln – der Winter zeigt sich abwechslungsreich. Im Sommer wartet Sankt Englmar mit endlosen Wanderwegen, Nordicwalking-Strecken und Mountainbike Trails en unsere Gäste. Das Haus blickt auf ein über 35-jähriges Bestehen zurück. Es war das erste Wellnesshotel im Bayerischen Wald überhaupt. In der ausgezeichneten Wellness- und Spa-Landschaft liegen Gästen vielfältige Möglichkeiten zu Füßen, eine Auszeit zu genießen. Die Phantasie-Oase trae 40 Grad tropische Verhältnisse nach Bayern, das Litusorium ferne Salz- und Sandstrände, der orientalische Tempel Massagen aus aller Welt. Im kühlen Salzstollen erholen sich Haut und Atemwege. Der Duft von Rosenblütenöl und das Prickeln von Champagner begleiten eine Anwendung im Kaiserbad. Spa, Badevergnügen und Beauty warten auf die, die sich eine exklusive „Zeit“ gönnen möchten. NEU ab Wintersaison 2019/2020: Mit zusätzlichen 4.500 qm Wellnesslandschaft pünktlich zur kühlen Jahreszeit bekommen Wellnessgäste eine neue Wellnesswelt, die sich sehen lassen kann: ein neuer Infinitypool indoor, ein neuer Infinitypool outdoor, 1.000 m² mehr skyeruna eensau und – der neueste Trend – eine Schneekabine, Kneippbecken, WoidSpa-Ruheräume, ein Soleaußenbecken, ein neuer Naturpool und noch vieles mehr führen den Angerhof in eine neue Dimension. Mit einer modernen Indoor-Boulderanlage und einem zusätzlichen Restaurant- und Tagungsbereich ist das enorme „Update“ des Angerhof komplett. Außergewöhnliche Sinneserfahrungen warten auf dem 500 m langen Barfußweg der Sinne, der mit 80 verschiedenen Materialien belegt ist. Die mehrfach ausgezeichnete Küche (Feinschmecker, Schlemmer Atlas, Varta) bietet regionale & internationale Köstlichkeiten. Ein 30,000 qm großer, naturnaher Entschleunigungspark mit Spielplätzen, Garten- und Sportanlagen umgibt das Hotel. Ein Ort, um en Ruhe die Natur zu genießen oder um sportlich aktiv zu sein.

Lee mas

Servicios de la propiedad
Estacionamiento gratis
Internet de alta velocidad gratis (WiFi)
Piscina
Gimnasio con gimnasio / sala de ejercicios
Bar / lounge
Tiro al arco
Alquiler de bicicletas
Se admiten mascotas (se admiten perros / mascotas)
Estación de recarga de vehículos eléctricos.
El señor que estaciona los autos
Garaje de Estacionamiento
Estacionamiento vigilado
Estacionamiento
Internet gratis
Wifi
Wifi público
Internet
Bañera de hidromasaje
Vestuarios de gimnasio / spa
Clases de fitness
Toallas de piscina / playa
Piscina con vista
Piscina interior
Piscina al aire libre
Piscina temperada
Piscina de agua salada
Restaurante
Desayuno buffet
Bicicletas disponibles
Sala de juego
Excursionismo
Cabalgatas
Alquiler de esquís
Escuela de Esqui
Esquí
Recorridos en bicicleta
Billar
Canotaje fuera del sitio
Entretenimiento nocturno
Tours de caminata
Juegos de mesa / rompecabezas
Transporte al aeropuerto
Servicio de ómnibus de corta o media distancia
Salas de reuniones
Fax / fotocopiadora
Spa
Envoltura corporal
Tratamientos faciales
Baño de pies
Masaje de pies
Masaje de cuerpo completo
Masaje de manos
Masaje de cabeza
Manicura
Masaje de cuello
Pedicure
Solárium
Cuarto de vapor
Servicios de depilación
Terraza en la azotea
Ski In / Ski Out
Seguridad las 24 horas
Almacenamiento de equipaje
Periódico
Hotel para no fumadores
Chimenea al aire libre
Terraza solarium
Sombrillas
Botiquín de primeros auxilios
Paraguas
Limpieza en seco
Servicio de lavandería
Servicio de planchado
Betún
Mostrar más
Características de la habitación
Habitación libre de alergias.
Escritorio
Gestión interna
Minibar
TV por cable / satelital
Ducha del baño
Cortinas opacas
Habitaciones interconectadas disponibles
Balcón privado
Servicio de habitaciones
Sofá
Armario
Agua embotellada
Tendedero
Baños privados
Servicio de despertador / despertador
Televisión de pantalla plana
Radio
Secador de pelo
Mostrar más
Tipos de habitaciones
Habitaciones para no fumadores
Suites
Habitaciones familiares
Bueno saber
CLASE DE HOTEL
ESTILO HOTEL
Gran vista
Idiomas hablados
Francés inglés

El hotel Angerhof puede ser el mejor en su sección de bienestar, que está más allá de cualquier reproche y ofrece una gran variedad de instalaciones, desde saunas interiores / exteriores (cabaña de troncos) hasta piscinas de agua salada al aire libre y similares. En un día despejado, la ubicación le permite "ver para siempre": la exposición sur del hotel ofrece una vista espléndida del valle del Danubio, a unos 48 kilómetros de distancia, y tal vez incluso de los Alpes. Las habitaciones del hotel son (aún) de cuatro estrellas, aunque un poco anticuadas, pero las excelentes ofertas de desayuno y cena lo compensan, son excelentes. El servicio es muy bueno y atento. Mucho menos atractivo es la tarde que ofrece "café / té" con un tipo de comida caliente tipo almuerzo (no siempre a la par) y dulces y pasteles de calidad inferior. Pero puede haber esperanza de mejora. Si bien la ubicación del hotel está bien, la única forma de conectarse con los extensos senderos del bosque (o con el área de esquí del Predigtstuhl, a una buena milla de distancia) es ejecutar el guante entre los feos condominios (?) Construidos en los años 1970 y 1980 –los pecados del pasado que ya no son agradables a la vista. Estaba en el restaurante de este hotel para una cena de negocios. Mis colegas y yo estábamos totalmente satisfechos con el servicio y la comida. Definitivamente volveré a experimentar una estancia en este hotel. Gracias a esta organización y el saludo del propietario también fue un buen enfoque. Acabo de regresar de un breve descanso entre semana en el Angerhof. Nos alojamos en una suite Panorama de 2 dormitorios que era espaciosa, bien amueblada e impecablemente limpia, con hermosas vistas desde el balcón sobre los terrenos del hotel, el pueblo de St Englmar y la llanura del Danubio en la distancia. Encantador y amable personal, desde el propietario hasta los encargados de la limpieza, la mayoría de los cuales hablaba una cantidad razonable de inglés (yo hablo alemán pero mi familia no). Comida deliciosa: gran cantidad de opciones en el desayuno buffet; un plato principal caliente / sopa y ensaladas en el almuerzo; Cena de 5 platos PERO debe elegir su plato principal entre los cuatro que se ofrecen (generalmente 1 pescado, 2 carnes y un vegetariano) de antemano. El hotel dice "cocina internacional", pero en realidad es muy germánico y los menús están todos en alemán, por lo que si no habla el idioma y no tiene mucha idea de los platos alemanes, podría ser un problema. Muchas de las actividades anunciadas en el sitio web del hotel no están disponibles (p. Ej., Muro de escalada) o muy raramente (tiro con arco 1-2 días / semana, a la hora del almuerzo), otras (squash, tenis de mesa, etc.) están enterradas profundamente en los intestinos. del hotel y muy difícil de encontrar. El hotel tampoco los promociona mucho. Piscina cubierta muy pequeña, pero limpia y cálida. La piscina natural al aire libre estaba sucia con limo cuando llegamos y muy poco atractiva: la limpiaron la tarde antes de que nos fuéramos. Se supone que se calienta con energía solar, pero cada vez que lo probamos (con temperaturas del aire a mediados de los años 20) se estaba congelando. Algunas partes del hotel necesitan un poco de cariño: senderos y patios llenos de hierba alrededor del spa al aire libre / área para tomar el sol, pasamanos muy tambaleantes hacia la piscina al aire libre, bordes de madera rotos (astillas grandes) a la piscina al aire libre y otros descansos / áreas de descanso, equipo de ejercicio roto en los terrenos. Se recomienda alquilar un coche si se queda más de un par de días. el hotel está idealmente situado en la cima del maravilloso valle sobre el pueblo de Sankt Englmar con el "Kurpark" en la parte más baja del valle … tuvimos la suerte de ver los Alpes durante el día brillante a través de las colinas del Bayerische Wald (bosque bávaro – colinas locales). Excelente spa con varias saunas, piscina de entrada y salida de sal, piscina biológica exterior, la mayoría en estilo "freikorperkultur", pero el área para niños con piscina y zonas de relajación está separada (para aquellos niños que se sorprenden al ver el cuerpo desnudo 🙂 ) Por la noche, muy buena cocina local servida en el menú de varios platos, no demasiado exótica, muy sabrosa y verdaderamente local.